Habilitando a los trabajadores a domicilio

Contribuyentes económicos y sociales

Los trabajadores a domicilio forman una parte crucial y en gran medida invisible, de las lucrativas cadenas de valor globales y locales. Ellos producen mercancías–desde ropas tradicionales a microelectrónica–y proveen servicios–desde preparar comida a lavar ropa–.

Los trabajadores a domicilio contribuyen de forma significativa a sus hogares, la sociedad, y la economía. Ellos:

  • generan ingresos para sus hogares al mismo tiempo que cuidan de los niños y ancianos
  • proveen bienes y servicios económicos para gente con ingresos bajos y para el público en general.
  • producen bienes a bajo coste para cadenas de valor domésticas y globales.
  • pagan impuestos de las materias primas, suministros y equipamiento que compran.

 

Problemas a los que se enfrentan

Los trabajadores a domicilio son generalmente excluidos de las políticas y los planes urbanos. Se encuentran con las prácticas explotadores de las cadenas de valor. Se ven afectados especialmente por políticas macroeconómicas debido a fluctuaciones en la demanda y los precios.

Puesto que muchos de ellos viven en barrios pobres, la falta de servicios de infraestructura mínimos repercute enormemente en su trabajo:

  • apagones y restricciones de carga afectan su capacidad para producir, mientras que los contratistas les penalizan por no cumplir los plazos de entrega.
  • el acceso inadecuado a agua potable y servicios sanitarios conduce a la falta de salud y a una reducción del horario de producción, al tener que perder tiempo en conseguir el agua.
  • el alto coste del transporte público genera perdidas en aquellos que deben utilizarlo para abastecerse de materias o entregar productos acabados.
  • los materiales y el equipo son más propensos a sufrir daños por inundación debido a la mala calidad de las viviendas, los sistemas de alcantarillado y las infraestructuras de transporte.

 

Trabajando con las ciudades, beneficiando a las comunidades

Políticos, planificadores y empresas pueden trabajar junto a los trabajadores a domicilio para superar estos retos. Cuando esto ocurre, se benefician las poblaciones vecinas y las economías locales.

  • En Delhi, desde que la RUAAB SEWA S.L. de productores artesanos empezó a trabajar con los trabajadores a domicilio mediante un centro piloto de bordado, los contactos han aumentado a 20 marcas y 36 proveedores. El modelo ofrece una cadena de suministros transparente y ética en la que productos de alta calidad son entregados a tiempo y a un precio competitivo. El aumento de sus ingresos ha llevado a que inviertan más en la mejora de sus viviendas, agua y saneamiento.
  • En Faisalabad, HomeNet Pakistán facilitó la colaboración entre departamentos de servicios municipales y comunidades de trabajadores a domicilio y formó a éstos en cómo interactuar con la municipalidad. A través de ésto, se realizó la instalación de una planta de tratamiento de agua potable en una ubicación que cubría sus necesidades en términos de distancia y seguridad. Hoy en día la planta provee a 2000 hogares. Otro grupo de mujeres ha conseguido conexión de agua para 80 familias. Ahora los trabajadores utilizan menos tiempo en recoger agua y más produciendo mercancías, lo que implica mayores ingresos para sus hogares.
  • En Katmandú, HomeNet South Asia, una red de trabajadores a domicilio y SAATHI, una ONG local, colaboraron para establecer un diálogo con la municipalidad sobre cuestiones de agua, saneamiento, seguridad, y suministro eléctrico. Desde entonces, las autoridades se han mostrado proactivas en incluir a las mujeres trabajadoras en los diálogos. Han habido esfuerzos colaborativos para instalar alumbrado en las calles mediante paneles solares, un nuevo tanque de agua de 500 litros, y se ha concebido un sistema remunerado de recogida de basura.

 

Creando cambio sistémico

Cambios de políticas y prácticas entorno a los trabajadores a domicilio y la economía informal se han dado de un modo más sistémico. Estas publicaciones muestran cómo se han producido estos cambios:

 

Aprendiendo a trabajar con trabajadores a domicilio

Para ayudar a planificadores y políticos a alcanzar un conocimiento práctico sobre los trabajadores a domicilio y la economía informal, WIEGO ha desarrollado estudios y recomendaciones disponibles para descargar en esta página.

  • El Estudio de monitoreo de la economía informal aporta conclusiones cuantitativas y cualitativas sobre los trabajadores a domicilio de tres ciudades de Asia y del Sur-de Asia. También incluye recomendaciones legales basadas en estas conclusiones.
  • Las Notas de política ofrecen una serie de prácticas e ideas que contribuyen a un desarrollo más centrado en los trabajadores y sus medios de sustento.