Trabajo a domicilio

¿Por qué hay que apoyarles para que se organicen?

Los trabajadores a domicilio producen una variedad de productos (desde prendas tradicionales hasta microelectrónica), que se venden tanto escala local como internacional y contribuyen a las economías locales y globales. A menudo, sus productos embellecen las ciudades durante festivales y eventos especiales. Sus ingresos son fundamentales para la supervivencia de sus hogares.

A pesar de estas aportaciones, los trabajadores a domicilio con frecuencia trabajan en muy malas condiciones para obtener unos salarios precarios e impredecibles. Trabajan en sus hogares, que suelen ser muy pequeñas, sin espacio de almacenamiento y con frecuentes inundaciones o goteras. La electricidad es a menudo escasa, impredecible y cara. Los planes de erradicación de la infravivienda, destruyen sus hogares, sus lugares de trabajo y sus medios de vida.

Cuando los trabajadores a domicilio se organizan, los trabajadores, las comunidades y las ciudades se benefician:

Los trabajadores pueden negociar tarifas a destajo más altas y condiciones de trabajo más justas

  • Los trabajadores pueden desarrollar nuevas habilidades y mejorar sus equipamientos
  • Los trabajadores, sus familias y sus comunidades pueden obtener mejores viviendas e infraestructura
  • Las ciudades pueden beneficiarse de un aumento del comercio, atraído por cadenas de suministros éticas y transparentes

 

Organizándose a escala nacional, regional y local

Los trabajadores a domicilio se están organizando para obtener mejoras en los salarios, condiciones de trabajo e infraestructura en todo el Sur global a través de las organizaciones con base de miembros:

  • En India, la Asociación de Mujeres Autoempleadas, SEWA (por sus siglas en inglés), lleva más de 40 años organizando y desarrollando servicios para las mujeres autoempleadas pobres. En Delhi, comenzó la compañía de artesanos RUAAB SEWA S.L. RUAAB trabaja con los trabajadores a domicilio mediante un centro piloto de bordado. El modelo ofrece una cadena de suministros ética y transparente donde productos de alta calidad son entregados a tiempo y a un precio competitivo. SEWA, también ha representado a los trabajadores en la comisión estatal tripartita de bienestar. Debido a esta incidencia política, varios sectores del colectivo de los trabajadores a domicilio están incluidos en la Ley de salarios mínimos y sus ingresos han aumentado.
  • HomeNet del Sudeste de Asia (HNSEA) fue constituido en 1997, por trabajadores a domicilio de Indonesia, Filipinas y Tailandia. En la actualidad, también apoya a trabajadores de Laos y Camboya. HNSEA, lucha por la protección social, la salud y seguridad ocupacional, la gestión participativa con perspectiva de género, el comercio justo y la mejora de la legislación de los derechos laborales y normativas.
  • HomeNet del Sur de Asia fomenta el empoderamiento de las mujeres en ocho países, entre ellos Bangladesh, India, Nepal, Pakistán y Sri Lanka, para que puedan tener una vida digna, sin pobreza, a través de un trabajo digno y protección social desde la Declaración de Katmandú en 2000. HNSA promueve políticas para los trabajadores a domicilio y la inclusión de estos en las políticas y leyes existentes. También, promueve sus productos en los mercados a escala local, nacional, regional e internacional.
  • HomeNet Tailandia fomenta la mejora de las capacidades de producción y de gestión, para fortalecer a las organizaciones de los trabajadores de la economía informal, para fomentar normas laborales y la protección social de dichos trabajadores e influir en las políticas gubernamentales de protección legal y social de los trabajadores a domicilio. En 2011, después de más de una década de lucha, HomeNet Tailandia vio aprobada la Ley de Protección de los trabajadores a domicilio BE 2553 y una norma de protección social.

 

Organizándose a escala mundial

A principios de febrero de 2015, los trabajadores a domicilio de todo el Sur global y de Europa del Este se reunieron en la India para afianzar la solidaridad y fortalecer sus redes y organizaciones, compartir experiencias y aprendizajes, y adoptar una Declaración mundial sobre los trabajadores a domicilio y un plan de acción.
Desde la aprobación del Convenio de trabajo a domicilio (C177) por la Conferencia Internacional del Trabajo en 1996, las organizaciones de trabajadores a domicilio han estado reclamando a sus gobiernos nacionales que lo ratifiquen. C177, exige políticas nacionales para promover la igualdad de trato entre los trabajadores a domicilio y los otros trabajadores asalariados. También especifica en que áreas se deben promover dicha igualdad, incluyendo la inclusión en las estadísticas de la fuerza laboral. Hasta 2015, 10 países han ratificado el C177.
A continuación, pueden encontrar más recursos sobre organización y apoyo a los trabajadores a domicilio.